Menu

Matar a un Ruiseñor

Mario Jodra illustration. To Kill a Mockingbird. Matar a un Ruiseñor

To Kill a Mockingbird (“Matar a un Ruiseñor”) by Harper Lee. 1960.

Extracto:

Cuando nos dio nuestros rifles de aire, Atticus no nos enseño a disparar. Fue el tío Jack quien nos instruyó en sus principios, dijo que Atticus no estaba interesado en armas. Atticus le dijo a Jem un día,
-Prefiero que disparen a las latas vacías en el patio trasero, pero se que ustedes van tras los pájaros. Dispara a todos los pájaros azules que quieras, si es que les puedes acertar, pero recuerda que es un pecado matar un ruiseñor-.
Ese fue el único momento que escuché a Atticus decir que era un pecado hacer algo, y le pregunté a la señorita Maudie al respecto. -Tu padre tiene razón-, me dijo ella. Los ruiseñores no hacen otra cosa que crear música para que la disfrutemos. No se comen los jardines de la gente, no hacen nidos en los graneros, no hacen otra cosa que cantar su corazón para nosotros. Es por eso que es un pecado matar a un ruiseñor.
(…)

Mario Jodra illustration. To Kill a Mockingbird. Matar a un Ruiseñor

Detail of illustration – Detalle de la ilustración.

Mario Jodra illustration. To Kill a Mockingbird. Matar a un Ruiseñor

Detail: The jungle behind the white curtain – Detalle: La selva tras la cortina blanca.

Mario Jodra illustration. To Kill a Mockingbird. Matar a un Ruiseñor

Detail: Stabbing stinky blue cheese – Detalle: Apuñalando un apestoso queso azul.

Mario Jodra illustration. To Kill a Mockingbird. Matar a un Ruiseñor

Detail: The light will fade away into the darkness – Detalle: La luz se desvanecerá dentro de las tinieblas.

FastExpo en Sala Siroco

FastExpo en Sala Siroco, el pasado 16 de diciembre de 2016

El pasado viernes 16 de diciembre organicé en el Lounge de la mítica Sala Siroco de Malasaña una #FastExpo que recogió una selección de mis ilustraciones, realizadas en 2016. Las Fast Expos son locuras de una sola noche, así que ahí estuvimos para darlo todo de 21h a 00h.

Hubo musicote del bueno, bailes excéntricos, diversiones inconfesables, una barra abierta para celebrar la frivolidad prenavideña, y un pequeño stand con láminas a la venta que santificó la fiebre consumista (a una semana de la Nochebuena y la Navidad) ¡regalando ARTE!.

Agradecer a los asistentes por haberse acercado a esta modesta exposición. Algunos llegasteis cual Cenicienta, sobre las campanas de la medianoche, antes de que el hechizo se rompiera

Banner para la FastExpo

Banner para la FastExpo.

Y especialmente agradecido a quienes decidieron hacer un regalo navideño (o auto-regalo) con alguna de mis obras. Y, naturalmente, ayuda impagable de Andrea, quién acabó currando de representante, montadora, recaudadora, agitadora social y psiquiatra.

Y a los que no pudieron acercarse al final, tranquilidad, habrá muchas más oportunidades, y mucho mejores.
Gracias!

FastExpo Siroco Mario Jodra